10 Consejos Para Mejorar Tus Hábitos De Estudio Universitarios

Mejorar hábitos de estudio

Esta vez en Carreras Universitarias publicamos un artículo diferente, ya que no hablaremos de una carrera, sino de los hábitos de estudio universitarios y cómo mejorarlos. Entendemos que nuestros seguidores son en su mayoría estudiantes y por eso deseamos compartir con ustedes algunos consejos para estudiar mejor y en menor tiempo, así puedes tener más tiempo para dedicarlo a salir a bailar, divertirte con tu novia (o novio), o lo que sea que te guste hacer en tu tiempo libre.

 

 

El concepto de hábitos de estudio no es algo en lo que valga la pena reflexionar demasiado, simplemente digamos que es la forma en que acostumbras estudiar. Obviamente, existen hábitos buenos y hábitos malos, los buenos te permiten estudiar mejor, concentrarte más, y lograr un aprendizaje óptimo en el menor tiempo posible. Los malos hábitos hacen exactamente lo contrario.

Así que en este artículo vamos a mostrarte 10 formas de eliminar los malos hábitos de estudio y en su lugar adquirir hábitos buenos y positivos.

¿Estás interesado en mejorar tus hábitos de estudio?

Bien, entonces comencemos…

 

10 consejos para mejorar tus hábitos de estudio

1 .- Observa tus hábitos de estudio actuales

¿Cómo combatir a un enemigo que no conoces?

Los hábitos se llaman así justamente porque son patrones habituales de conducta que se ejecutan inconscientemente, por lo tanto muchas veces ni siquiera los identificas ni sabes que existen, sólo padeces sus efectos nocivos.

Por eso, el primer paso es identificar tus hábitos de estudio.

Hacer esto es sencillo, sólo mantente al pendiente de lo que haces mientras estudias. Una vez que detectes una conducta que no te ayuda a concentrarte y estudiar bien no luches contra ella, sólo anótala en una hoja y sigue el proceso, identificando todos los malos hábitos de estudio que puedas encontrar.

Son malos hábitos de estudio todos aquellos que dificultan tu concentración y obstaculizan tu aprendizaje, por ejemplo, ver televisión mientras estudias.

En una segunda etapa, una vez que has identificado los malos hábitos, vas a estar al pendiente para identificar cada vez que dicho hábito se presente. Vas a estar muy pendiente para cazarlo infraganti, y siempre que se presente dirás “Alto”, sea en voz alta o mentalmente, no importa, lo importante es que dejarás de hacerlo.

El efecto de esto es que poco a poco el hábito negativo perderá fuerza hasta desaparecer.

Esta estrategia te servirá para deshacerte de cualquier mal hábito, no sólo de estudio, sino de cualquier otro aspecto de tu vida.

 

2 .- Anota tus objetivos

Esto, al igual que la mayoría de los consejos que compartimos contigo en este artículo, es útil no sólo para mejorar hábitos de estudio, sino para cualquier otro aspecto de tu vida.

Anota tus objetivos, escribe en un papel lo que esperas alcanzar con cada sesión de estudio, hazlo antes de comenzar y mantén ese papel visible frente a ti durante toda la sesión.

Digamos que estás estudiando para el examen de microeconomía, entonces anotarás “Estudiar la guía del tercer bloque de microeconomía para aprobar el examen de mañana con una calificación mayor de 8.”

Este es un buen objetivo, pues establece claramente lo que esperas lograr, es cuantificable y tiene una fecha de vencimiento en el tiempo. Incluso puedes ser más específico y escribir “Estudiaré de las 8 a las 10.”

El propósito de esto es mantenerte enfocado y no desviarte de lo que pretendes. Si tu objetivo establece que estudiarás durante dos horas para el examen de microeconomía, eso significa que lo único que deberá haber en tu mesa son guías, libros y libretas de microeconomía. También significa que dedicarás esas dos horas exclusivamente al estudio, dejando de lado cualquier distracción.

Establecer una calificación mínima funciona como un límite inferior de rendimiento, esto programa tu mente para alcanzar, e incluso superar dicha calificación. La mayoría de los estudiantes hacen lo contrario, dicen “con un 6 paso la materia aunque sea de panzazo, y establecen ese límite de rendimiento superior por lo que no alcanzan más.

Lo correcto es establecer un límite inferior de rendimiento, pero nunca uno superior. Si te propones alcanzar un 7 tu mente se fijará ese objetivo y no alcanzarás más. En cambio, si te propones alcanzar más de 8, tu mente se programa para ir por más, tal vez un 9 o un 10.

 

3 .- Elimina distracciones

Si tu objetivo indica que estudiarás de 8 a 10 horas, elimina todo tipo de distracciones durante ese lapso. Apaga la televisión, no escuches música (a menos que sea una música que estimule la relajación), programa tu celular en modo avión o apágalo, y no entres a Internet a menos que sea para buscar información sobre la materia que estás estudiando.

Busca un lugar a solas, donde no puedas ser distraído. Mientras más distracciones enfrentes durante tu sesión más difícil le será a tu mente concentrarse, y menos información absorberá. En otras palabras, estarás perdiendo tu tiempo.

 

4 .- Utiliza ayudas visuales y auditivas

Aunque algunas personas no tienen problemas en aprender grandes bloques de información, la mayoría aprendemos mejor si contamos con ayudas visuales o auditivas. Por eso, es recomendable utilizar dichas ayudas para mejorar el aprendizaje.

Para ello, sigue los siguientes pasos:

  • Lee y subraya las partes más importantes del texto.
  • Ordena la información en un esquema.
  • Crea una ayuda visual.

 

Algunas de las ayudas visuales más comunes son los cuadros sinópticos, las listas con viñetas, los diagramas, etc.

Una buena ayuda auditiva puede ser grabar la información más importante en un archivo mp3, copiarla al reproductor de tu celular, colocarte audífonos, y escuchar. Esto puedes hacerlo grabando tu propia voz, o utilizando un software como Loquendo o Text Aloud.

 

5 .- Haz un “acordeón”

¿Recuerdas el acordeón? Es un clásico de toda escuela secundaria.

Básicamente es un resumen que los malos estudiantes preparan para un examen, y lo pasan “de contrabando”, por decirlo de alguna manera. Es hacer trampa en un examen.

Bien, pues haz un acordeón.

Pero no lo lleves al examen, el chiste es que lo hagas para estudiarlo.

Mientras lo elaboras tu mente se concentra en ello y absorbe gran parte de la información.
¿Captas?

 

6 .- No memorices

Tratar de aprenderse de memoria los datos para el examen es un error.

La mente memoriza la información a corto y a largo plazo, y si tú aprendes de memoria es muy posible que la información se almacene en tu memoria de corto plazo; es decir, que la información quedará almacenada durante algunas horas, y es posible que al día siguiente ya hayas olvidado la mayor parte de lo que habías aprendido. Sobre todo con los nervios que un examen provoca.

En vez de memorizar trata de comprender, analiza la información y aprende los conceptos fundamentales. Si eres capaz de explicar todo con tus propias palabras podrás rescatar la información más fácilmente que si sólo la memorizas.

 

7 .- No estudies sólo para el examen

En vez de estudiar el día anterior al examen, trata de poner toda tu atención en la clase y en tus tareas, y dedica unos treinta minutos diarios al estudio. De esta manera tu mente absorberá la información de forma más natural y permanente. Si lo haces así es probable que ni siquiera necesites estudiar el día anterior al examen.

 

8 .- No estudies minutos antes del examen

Si estudias para el examen hazlo hasta el día anterior, evita estudiar cinco minutos antes del examen.
Si lo haces podrías terminar olvidando lo aprendido y haciéndote más mal que bien.

Esto se debe a que la presión de tiempo y la ansiedad bloquean el aprendizaje, e incluso pueden hacerte olvidar temporalmente lo que estaba almacenado en tu memoria de largo plazo.

 

9 .- Busca retroalimentación

Si bien es recomendable estudiar a solas, también es buena idea estudiar en parejas, porque puedes aplicar la técnica de la retroalimentación.

Después de haber estudiado a solas te encuentras con un compañero o compañera, y se turnan para hacerse preguntas. Cada vez que el interrogado ignore la respuesta el compañero se la dice. Así ambos aprenderán mejor al recibir retroalimentación.

 

10.- Resuelve el examen previamente

No nos referimos a obtener de manera ilegal una copia del examen, sino a resolver un examen similar al que habrás de presentar.

Hay exámenes para los que esto es posible, por ejemplo los exámenes del Ceneval que te ofrecen una guía con preguntas similares a las que contendrá el examen. Si no cuentas con una guía oficial, entonces puedes pedir a alguien más que te elabore un examen, no te recomendamos que lo hagas tú mismo aunque puedes hacerlo si no tienes otra opción.

Esto es de mayor utilidad en el caso de exámenes de ciencias exactas que en el caso de materias teóricas. Un ensayo mental donde cierras los ojos y te visualizas a ti mismo realizando el examen y concluyéndolo satisfactoriamente, te dará resultados impresionantes.

 

Esta ha sido nuestra lista de 10 consejos para mejorar tus hábitos de estudio universitarios.

Esperamos que resulte de tu agrado y te sea de utilidad.

 

7 Técnicas de estudio científicamente comprobadas – Vídeo

Antes de concluir compartimos contigo este vídeo que te muestra 7 técnicas de estudio científicamente comprobadas, adicionales a los 10 consejos para mejorar tus hábitos de estudio universitarios que ya te mostramos previamente en este artículo.

 

Be the first to comment on "10 Consejos Para Mejorar Tus Hábitos De Estudio Universitarios"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.